OPERACIÓN MUDANZA, in extremis

Los arreglos chapuceros del invierno pueden acarrear algún que otro sustillo en la primavera.

No sé si será por lo que han engordado en tan poco tiempo, en tan solo seis días, del 7 al 13-05-2016, ya están casi emplumados, pero el fondo de la caja se está viniendo abajo con los siete colegas dentro.

¿Qué hacer?, si clavamos van a salir botando o les va a dar un infarto; in extremis, piensa, aún se puede, que no están del todo emplumados, lo intentamos: cojo una caja que estaba vacía y tiro del fondo hacia abajo, de modo, que fondo, nido y pollos pasan a mi mano, y de ella en un santiamén a la caja nueva; noto alguna patita sobre mi mano y al ser la nueva caja un pelín más pequeña los pollos han quedado un poco amontonados y desordenados; ya se recolocarán dentro pienso.

Aguardo a lo lejos a ver si entran los padres a cebar; tardan un rato, se acerca el primero y se asoma al agujero sin atreverse a entrar, parece no dar crédito al verles dentro y se marcha, al rato viene el otro o el mismo y ya decidido entra derecho ceba y se va; ya veo a los dos que entran y salen como si nada, en un constante y agotador ajetreo para acallar a esas siete voraces bocas naranjas.

Vuelan los pollos el 20-05-2016, el mismo día que los herrerillos y los carboneros palustres

Trackback URL

, , ,

Sin comentarios en "OPERACIÓN MUDANZA, in extremis"

Hola extrao, deja un comentario:

ALLOWED XHTML TAGS:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Suscribirse a los comentarios